jueves, 29 de enero de 2015

Mis previsiones sobre Apple se van cumpliendo

Por Roberto Martínez Ibáñez

Ya hacía un tiempo que no entraba por mi blog. Esto se ha debido a unos cambios en mi entorno profesional, que me dejan todavía menos tiempo libre para poder alimentarlo de una manera correcta. Pero siempre queda un rato a las noches para escribir, si uno no se duerme en el sofá claro.

Desde mis últimos posts tecnológicos se han ido produciendo acontecimientos alrededor de Apple que van afianzando mis previsiones, lo que significa que Apple no ha cambiado tanto desde la muerte de Steve Jobs, y esto para mí es una buena noticia.

Tal y como pronostiqué tuvimos que esperar hasta septiembre de 2014 para que el iPhone 6 viese la luz y parece que vamos a tener que esperar hasta el mes de abril de 2015 para el iWatch. Esta fecha para el iWatch confirma mi sospecha de que Apple quiere sacar un buen dispositivo, que funcione y que la gente lo use, sino será un fracaso como lo está siendo todos los relojes inteligentes de otros fabricantes. Para ello tiene que solventar el problema de la autonomía, el gran caballo de batalla de estos gadgets, y tiene que conseguir que al menos su iWatch tenga una autonomía superior a la competencia para que sea realmente atractivo para el potencial comprador.

Ya que todo lo relacionado con el software de gestión, creo que lo tiene mucho más controlado, con su propio kit de desarrollo que le permite que miles de programadores puedan ir desarrollando productos y soluciones que den un valor añadido al iWatch.

Este es el punto que diferencia a Apple de la competencia, fijaros sino como el nuevo iPhone 6 sigue creciendo en ventas (Apple ya vende en China mas que en USA) y es el gran impulsor de sus beneficios, mientras que se acaba de publicar que Samsung (en teoría su gran competidor) ha tenido una caída frente a su nueva competencia, los móviles chinos low-cost.

¿Es debido a que Samsung tiene malos productos?. Sinceramente creo que no, pero se ha limitado a crear productos hardware sin un valor añadido, y ese es su problema. Los usuarios no solo quieren hardware bueno (y barato si es posible), sino servicios y soluciones alrededor de los mismos que les generen satisfacción de uso, y eso Apple lo tiene muy muy claro, y espero que siga así por mucho tiempo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario